<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=527456920923664&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Suscríbete a nuestro Newsletter

que son las ciudades verticales

La tendencia de las grandes ciudades del planeta es crecer hacia arriba, es decir, convertirse en ciudades verticales, esto para aprovechar mejor los espacios y también para satisfacer las necesidades de vivienda de la gente.

Se cree que para el 2050, la población mundial rebasará los nueve mil millones de personas y que el 75% de la población residirá en ciudades, lo que traerá consigo una mayor demanda de vivienda e infraestructura relacionada con los servicios básicos y la movilidad. Además, el consumo energético y de recursos naturales se incrementará, al igual que la huella ecológica y por tanto el  deterioro del medio ambiente.

Por ello es que la construcción de grandes rascacielos en las principales ciudades del mundo, se ve como una solución a estos y otros problemas en las grandes urbes.

Entre la década de los 50 y los 70, los desarrollos en las ciudades sobre todo en Estados Unidos era hacia lo horizontal, por ello es que se construyeron viviendas que permanecían cerca de las ciudades y permitían que las personas fueran y vinieran con comodidad. Esto es a lo que se le llama suburbios.

En México, ese modelo se replicó en el D.F. con la construcción de colonias como Jardines del Pedregal y Ciudad Satélite, e incluso municipios como Cuautitlán Izcalli fueron pensados como pequeñas ciudades independientes del núcleo urbano central.

Sin embargo, este modelo resultó insostenible, pues además de que exige la construcción de muchas formas de transporte y vías de comunicación, tuvo un impacto ambiental que ya estamos sintiendo. Los tiempos de traslado de casa al trabajo o escuela son de entre 2 y 4 horas y esto repercute también en la cantidad de contaminantes que los autos emiten y la calidad de vida para los ciudadanos.

Ahora, la tendencia mundial son las ciudades verticales, que, de acuerdo con los analistas, son 4 veces menores que las de tipo horizontal. Por poner un ejemplo, una ciudad horizontal de 100.000 habitantes ocupa una extensión de unos cuatro kilómetros de diámetro. Por su parte, una ciudad vertical con los mismos ciudadanos utiliza un área de un kilómetro de diámetro. Esto significa que la superficie no urbanizada podría por tanto devolverse a la naturaleza.

En México, en las principales ciudades, ya existen desarrollos de este tipo y se han convertido en el futuro de los bienes raíces, el desarrollo sustentable y la calidad de vida de los habitantes. Estas ciudades, además, cuentan con edificaciones de usos mixtos, es decir, en un mismo lugar, oficinas, departamentos y comercios.

Las ciudades hacia arriba permiten el mejor aprovechamiento del espacio, así como una mejor utilización de los recursos. Por si fuera poco, ofrecen una serie de servicios al interior de sus complejos habitacionales como espacios de entretenimiento, áreas deportivas, alberca, salones de usos múltiples, etc.

Algunos de sus beneficios son:

  • Mejor aprovechamiento de los espacios
  • Reducción en los tiempos de traslado
  • Utilización de transportes ecológicos como la bicicleta
  • Infraestructura moderna

Sin duda, las ciudades verticales son el futuro.

Si quieres más información sobre este tipo de infraestructura en México, no dudes en suscribirte al blog de Metrópolis.

Vivir en departamentos es vivir en un nivel más elevado, descargar infografía

¿Disfrutaste este artículo? No te olvides de compartir.
Mariana Fonteboa

Publicado por Mariana Fonteboa

septiembre
10
Mockup-metropolis-1.png

Calcula y elige mejor tu crédito hipotecario

DESCARGA LA GUÍA

Notas Relacionadas