<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=527456920923664&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Suscríbete a nuestro Newsletter

departamentos en puebla

¿Eres de los que piensa que en la vida actual no puedes ahorrar? Definitivamente sí puedes hacerlo, sobre todo si se trata de comprar un departamentos en Puebla. ¡Te damos herramientas para conseguirlo! Antes que nada… ¿por qué comprar departamento y no casa? Bien, hay una serie de razones, y en nuestro artículo pasado te las mencionamos.

Muchas personas sueñan con tener su propio hogar; hacerlo no es fácil pues se necesitan de muchos recursos económicos, sobre todo si vivimos al día. Sin embargo, muchas veces no tomamos en cuenta el tipo de gastos que llevamos a cabo mes con mes, y que bien podrían interferir con nuestra idea de ahorrar para un propósito mucho más grande, como lo es el de la compra de un departamento.

Estos consejos pueden ayudarte a administrar mejor tu dinero, tener finanzas personales saludables y comenzar a reunir el capital que necesitas para iniciar la compra de tu nuevo hogar.

Haz un plan de ahorro

Lo primero que debes considerar es la cantidad que necesitas para comenzar a realizar tu sueño. Haz una investigación sobre el precio de algunas viviendas y la cantidad que necesitarías para el enganche. Ahora haz cálculos para determinar el tiempo que te tomaría reunir el dinero. Juega con diversas cantidades mensuales para lograrlo.

Revisa tus gastos

¿Sabes cuánto gastas al mes y en qué? Haz una lista en donde coloques tus gastos fijos como el pago de la luz, de agua, el teléfono, etc. En otra columna estable los gastos variables, como el seguro de tu auto, tu seguro de vida, el pago de tenencia, etc., gastos que no son mensuales, pero que debes tener en cuenta. Por último haz una columna con tus gastos hormiga: las galletas de la maquinita del trabajo, la propina en el restaurante, los gustos de fin de semana, etc.

Establece de qué puedes prescindir

Elige cuáles gastos puedes recortar o, mejor aún, qué parte de tus ingresos puedes destinar al mes únicamente a generar un ahorro para vivienda.

Consigue una renta más barata

¿Absorbe gran parte de tu presupuesto la renta mensual? Intenta buscar una vivienda más pequeña o en un lugar alternativo a las zonas céntricas, de modo que pagues como máximo 30% de tu sueldo.

Elimina ciertos gastos

Cuando se trata de ahorrar, algunas veces debemos hacer ciertos sacrificios. Piensa en qué cosas no deberías gastar para poder tener el dinero suficiente para hacer realidad tu sueño de tener un departamento. Por ejemplo, compras impulsivas, golosinas, televisión por cable, teléfono fijo, etc. Aunque parecen insignificantes, en conjunto suman un gran porcentaje de tus gastos mensuales.

Invierte

Las inversiones no sólo son para personas que ganan mucho dinero, existen diferentes herramientas de inversión diseñadas para todos los bolsillos. Investiga y analiza los instrumentos que existen en mercado y cuál se acopla a tu capacidad de pago y al objetivo que tienes. La elección deberás hacerla de acuerdo al tiempo que tengas planeado ahorrar, ya que la mayoría de estos fondos te piden cierto plazo.

Busca fondos

Si tienes una cuenta de ahorro en un banco, te recomendamos que solicites información sobre sus fondos financieros que pueden ofrecerte para hacer crecer tu dinero.

Recuerda que no tienes que ahorrar la suma total del costo del inmueble, pero sí una buena cantidad para solicitar un monto de crédito menor.

Los créditos hipotecarios son una gran oportunidad para quienes desean comprar un bien inmueble y si ya tienes el hábito del ahorro será mucho más fácil que puedas adquirir una responsabilidad como ésta.

Suscríbete al blog de Metrópolis para que sigas gozando de información sobre cómo construir tu patrimonio.

Vivir en departamentos es vivir en un nivel más elevado, descargar infografía

¿Disfrutaste este artículo? No te olvides de compartir.
Mariana Fonteboa

Publicado por Mariana Fonteboa

septiembre
5
Mockup-metropolis-1.png

Calcula y elige mejor tu crédito hipotecario

DESCARGA LA GUÍA

Notas Relacionadas